analizando el mito del BAE Calderón

Etiquetas

Posts Relacionados

Un humilde análisis del combate naval de Jambelí

Desde que era un niño, en la escuela y en mis años de puberto en el colegio, se me enseñó que el 25 de julio de 1941, ocurrió la batalla naval de Jambelí, donde nuestros valientes marinos a bordo del BAE calderón, al mando del Teniente Rafael Morán Valverde, derrotaron al buque insigne de la armada peruana el BAP almirante Villar, en una contienda al mas puro estilo de David vs Goliath.

A continuación les muestro un video documental que narra la historia que nos han contado una y otra vez, y que se sigue contando en escuelas y colegios; y que es repetida por todos y cada uno de los presidentes en los desfiles conmemorativos del 25 de julio:

La historia que siempre nos contaron

Esta obviamente es la versión ecuatoriana, con muchos detalles sobre cómo se desarrolló la batalla, e incluso indicando dónde fueron a parar las municiones y el daño causado a la nave peruana.

Todo muy bonito, muy poético, muy conmovedor, muy patriótico. Pero la pregunta que yo me hago, amables lectores de este humilde blog rocker es:

¿Realmente David pudo derrotar a Goliat?

Gacias a Odin, padre de todos los rockwarriors, dios creador del rock y el metal, desde que era adolescente, me llamó mucho la atención la temática bélica. Era asíduo lector de textos y libros sobre la primera y segunda guerra mundial. Leía sobre los aviones, tanques y buques que eran empleados en esos días. Así como sus fortalezas y debilidades.

Es por eso que haré un breve análisis con información que está disponible en internet, sobre las 2 embarcaciones y el material bélico que portaban, y veremos si la historia que nos han contado desde pequeños es factible o no.

Empecemos con el parte oficial del Teniente Rafael Moran Valverde, quien fue lo mas cercano que tenemos a un Capitan James Tiberius Kirk:

A Las 11:15 horas cuando nos encontrábamos navegando con rumbo norte y a una distancia aproximada de tres millas del faro de Jambelí, el vigía anuncio la presencia de un buque a la cuadra del babor y que navegaba con la proa hacia el buque de mi mando, como también el humo de varios buques, que se presume era el resto de la escuadra peruana. En ese instante el personal se preparaba para un ejercicio de Artillería. El buque avistado, visiblemente aumento su andar, cambiando varias veces su rumbo y con manifiestas intenciones de cortar nuestra proa. Cuando el buque se acercó más se le reconoció como un destructor de bandera peruana, por lo que ordene caer a estribor cambiando 180° de rumbo. Simultáneamente, también el enemigo cayo a estribor navegando luego con un rumbo paralelo al nuestro . A las 11:25 horas, se ordeno zafarrancho de combate y a las 11:30 horas, el enemigo rompe los fuegos con un cañón de proa. Al verse el fogonazo del primer disparo se ordeno fuego, repeliendo al primer momento con un nutrido fuego de nuestra artillería. El combate se prolongó hasta las 11:45 horas, instantes en que nos ocultamos del enemigo tras la boca del Jambelí. La contienda fue absolutamente desigual, pues se sostuvo la acción únicamente con un cañón de 3¨’ y dos antiaéreos de 20 mm ya que el cañón de popa fallo después del primer disparo, que posiblemente le impacto en la popa del buque atacante . También se cree que el cañón antiaéreo de popa hizo varios impactos en la superestructura del enemigo. Nuestro buque no sufrió daño alguno a pesar de que los piques el buque enemigo estaban correctos en deflexión y apenas 20 metros largos y cortos. Es una obligación hacer conocer la heroicidad con que combatió la tripulación, en todo momento supo cumplir con su deber, como también la deficiencia absoluta del material, pues, que de las pocas cargas que llevamos solo respondieron el 30%.

Terminada la acción fondeamos en Puerto Bolívar a las 12:11 horas.

Encontrándonos fondeados a las 13:42 horas se rompen los fuegos contra los aviones enemigos que tratan de atacar al buque, obligándolos a huir después de 15 minutos de nutrido fuego de artillería antiaérea. En espera de los aviones enemigos permanecimos en continuo movimiento frente al puerto hasta las 16:00 horas que volvemos a fondear.

El relato del Teniente Moran Valverde indica que “suponen” que uno de los cañones le atinó al buque peruano. No describe con tanta exactitud los daños infringidos al enemigo que tan gloriosamente nos expone el documental ni la historia ecuatoriana. Aparentemente, no hubo pruebas de que nuestro humilde cañonero haya inutilizado al destructor villar, al punto que tuvo que ser remolcado por las otras embarcaciones del comboy.

Para la armada peruana, lo acontecido el 25 de julio de 1941 fue una simple escaramuza. Un par de manotazos, carterazos y aruñazos sin importancia. A continuacion el texto del parte peruano:

PARTEDEGUERRA1

PARTEDEGUERRA2

PARTEDEGUERRA3

Imágenes tomadas del blog de las fuerzas de defensa argentina. Aquí el link


Ahora analicemos un poco el armamento de ambas naves de guerra. Empecemos por el destructor Villar.

bapvillar1

Año de Construcción: 1915-1918, Desplazamiento: 1,585 Toneladas, Eslora: 315 pies (107.1 metros), Manga: 42 pies (9.4 metros), Calado: 12 pies (3 metros), Cañones: 4 de 101.6 mm. vickers, Ametralladoras: 3 de 65 mm., Cañones Antiaéreos: 1 de 76.2 mm. Madsen, 3 de 7.65 mm. Madsen (o 3 x 20 Madsen), Tubos Lanzatorpedos: 9 x 450 (3 triples), Minas: 80, Propulsión: Turbinas con engranajes reductores, 2 ejes., Potencia: 32,000 caballos de fuerza en el eje, Velocidad: 27 nudos, Autonomía: 2,000 nm a 16 kts., Alcance de 2 cañones: 10,000 m., Tripulación: 168 hombres

El Destructor almrante Villar era una nave soviética clase Novik. Armada a mas no poder, era sin duda un equipo muy superior y relativamente moderno para la época.

Sus armas mas poderosas son sus 4 cañones de 102 mm, las cuales debieron verse así sobre la cubierta del buque:

334121canon_de_102mm_Indefatigable

En definitiva, un montruo sobre el océano.

Y ahora veamos lo que portaba nuestro humilde BAE Calderón:

Construido en Glasgow, Escocia, en el año 1884. Originalmente fue un remolcador. Prestó servicio en Chile y luego fue adquirido por Ecuador y puesto en servicio al braveo como cañonero.

Tenía 2 cañones de 76 mm Armstrong, uno modelo de finales del siglo XIX y con munición igualmente antigua, la ubicación de estas armas era 1 a proa y otro a popa. 2 Cañones de 47 mm militarmente inservibles y solo usado para salvas de saludo. Como armamento antiaéreo se instalaron 2 ametralladoras checas ZB de 20 mm.

Los cañones 47 milímetros inservibles tuvieron que ser muy parecidos a estos:

599px-Canon_de_47mm

Las ametralladoras antiaéreas ZB debieron verse mas o menos asi:

20mm

Al no tener mas poder de fuego que los viejos cañones Armstrong, las armas antiaéreas fueron usadas tambien contra el buque enemigo.

Ahora bien, según el documental, el mayor daño que el BAE Calderón infringió al buque peruano, fue hecho por los 2 obsoletos cañones de 76 mm. De los cuales, uno dejó de operar en media batalla.

Encontré una página del museo de la marina chilena donde ubiqué información muy valiosa sobre el armamento que portaba el BAE Calderón. Veamos lo que nos dice el sitio sobre los cañones Armstrong de 76mm:

Montaje Vickers Armstrong de 3″/50 (76,2 mm) Ingles. Cañones de tiro rápido de la bateria terciaria del Crucero Acorazado “O´Higgins” en servicio en la Armada entre 1898 y 1933. Estos cañones daban protección a crucero de ataques por parte de torpederas y demas unidades ligeras. Alcance máximo 9.100 mts a 16 tiros/ min con 10 hombres.

El Calderón tenía 2 de estos: Uno en la proa o otro en la popa. Y tal como se observa la descripción del arma, eran usadas para protección en contra de lanchas torpederas y unidades ligeras. Es decir, esta arma hubiera sido INUTIL frente a un acorasado o un destructor.

PB160036

Cañon Armstrong 76mm

¿Y cómo saberlo? busqué información de Armstrong, el fabricante de los cañones de esa época. Resulta que el cañón de 76 mm que portaba nuestro buque insignia tiene el siguiente poder de penetración de blindaje:

El cañon armstrong de 76mm o de 3 pulgadas

El cañon armstrong de 76mm o de 3 pulgadas

Según esta tabla, nuestro humilde cañonero, tenía cañones ineficaces ante el blindaje de un buque destructor de la época.

Y si un cañón calibre 76 mm era ineficaz para hacer daño, no es de esperarse que las armas antiaereas de 20mm a lo mucho ocasionen unos vidrios rotos, o hieran a algún marino peruano que estaba boquiabierta en la cubierta del barco mirando el paisaje.

Consideren nuevamente la versión del documental, que indica que tanto el cañon de 76mm como las armas antiaereas de 20 mm hicieron destrozos en la nave peruana, al punto de quedar inservible y ser remolcada por sus buques acompañantes.

Con esta evidencia que estoy mostrando, estoy casi seguro, que si el BAE Calderón abría fuego con todo lo que tenían a la mano, a lo mucho hubieran ocasionado daños menores y un buen susto a los peruanos.

Particularmente, veo poco creible la historia del lado ecuatoriano. Mas lógico y coherente hubiera sido si la historia que nos enseñaron desde pequeños, destacaba la arrechera y valentía del Teniente Moran Valverde y de los marinos ecuatorianos al enfrentarse con bravura ante una armada peruana que los superaba en armamento.

El poco interés del lado peruano sobre este incidente es otro indicio para tomar en cuenta. A lo mejor su versión no esté tan lejos de la realidad; y que efectivamente, no pasó ES nada a mas del cruce de fuego entre las 2 embarcaciones sin hacerse mucho daño.

Si nos remontamos a la época de los hechos, con el Ecuador al borde de ser invadido por el vecino del sur, pienso que se creó esta leyenda para elevar la moral de la gente y de los soldados ecuatorianos ante la inminente invasión peruana. Se crea otro ídolo tipo Abdón Calderón para que sea un faro o ejemplo de cómo se desea que peleen los bravos e indomables soldados ecuatorianos.

Sinceramente, la única posibilidad que veo factible para que el BAE Calderón haya dañado e inutilizado al destructor villar es que el artillero a cargo de uno de los cañones de 76 mm haya sido Luke Skywalker, y con el uso de la fuerza, haya podido guiar la munición del siglo XIX por alguna escotilla, bypaseando el blindaje de la nave y haya explotado en algún lugar sensible de la nave, algo así como esto:





Espero este humilde post los haya puesto a pensar un poco. La historia no siempre se escribe en base a hechos. La historia se escribe en base a conveniencias y por lo general, la escriben los ganadores.

De la batalla naval de Jambelí resalto el coraje, la arrechera de nuestros soldados y marinos, pero descarto por completo, que la batalla haya tenido el desenlace épico que nos enseñaron en las escuelas.

Dede mi humilde criterio, hciendo una analogía con un partido de futbol, la batalla naval de Jambelí equivaldría a que la selección peruana de futbol juegue un partido de visitante contra el club social barrial de Puerto Bolivar, y a punta de garra, el humilde equipo de barrio le haya sacado el empate a 0.



obey your master
Guillermex

La gente nos vista por:

Compartir